Respuesta a: 2.3. Niño con problemas de conducta con el que trato

#1022

Hola, María, J. En mi opinión este caso que planteas es un ejemplo claro de un alumno que necesita aprender estrategias de juego, espero que en el módulo 3 encuentres sugerencias que te sirvan para pensar en este aspecto.

Como abordaje proactivo la idea de explicarle la norma de “estamos contentos-vamos a por el triciclo” está muy bien siempre que se le pueda acompañar y cumplirla hasta el final, pues no está en condiciones de hacerlo solo, pues según dices, se escapa y se adelanta a la situación. Y te diría que como ajuste físico necesita que se organice la salida al recreo, lo necesita él y los compañeros a los que pega, que tampoco se merecen empezar el recreo así. Partir del “no siempre se puede” creo que no es una forma útil de afrontar un problema de conducta, pienso que hay que partir de “a ver cómo lo organizamos para que se pueda”. El que no puede controlarse es él, el que tiene el problema es él y los que tenemos que poder ayudarle somos nosotros.

Además de esta estrategia de abordaje reactivo creo que necesitaría aprender otro tipo de juegos y no asumir que el triciclo es lo que le gusta y le tranquiliza porque evidentemente no es así y si no aprende a jugar de otra manera, lo que va a aprender es a pegar cada vez más fuerte y a correr más rápido, por lo que merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en organizar algún tipo de juego, que puede ser también con el triciclo o con otras cosas que le gusten y aunque sea en periodos muy cortos. Habría que hacer una lista de posibles reforzadores en cuanto a juegos y juguetes y organizar los recreos de manera que fuesen más estimulantes, pues parece interesado en la emoción y el cambio de expresión facial. El recreo es aún un gran desafío para los profesionales, pues nos cuesta entender que es el mejor momento para aprender ciertos aspectos de relación social y el lugar más propicio para los problemas de conducta, en cambio en la mayor parte de las ocasiones es el que menos guía tiene.

Retirarle el triciclo y explicarle por qué se le ha retirado es abordaje reactivo y en general las explicaciones posteriores actúan como reforzadores de la conducta y no son útiles, en cualquier caso no le van a ayudar a dejar de hacer lo que está haciendo pero probablemente sí que de alguna manera anticipe que después le vais a dar esa explicación e incluso le guste, sobre todo si se le explica en tono enfadado o correctivo. Como se comenta en el módulo, hay niños que se imantan a las reacciones de los demás y a las expresiones y tonos de enfado, pues resultan más divertidas para ellos.
Me parece adecuado retirarle el triciclo (pero no como castigo, sí como consecuencia) y darle una interpretación de “intención paradójica”, diciendo “ah, que no quieres el triciclo, vale, pues vamos a jugar a los monstruos o a los piratas (que pueden luchar y pegar con espadas de foam) y hacer todos como que gritáis y lloráis de miedo, algo así, no sé si me explico. y también jugar a los monstruos (piratas, zombies, dragones, dinosaurios…) en otras ocasiones, ya que parece que le interesa el sonido y las caras estridentes.

Es decir, necesitamos por un lado hacer un buen ajuste físico que puede pasar hasta por quitar el banco de donde está o tener el triciclo en la puerta de la clase si eso fuese suficiente para que se olvide de golpear (no lo creo, en este caso). También puede ser el ayudante o conductor de la fila y darle la responsabilidad de sacar algo al patio todos los días, el caso es que salga siempre acompañado y de la mano o de manera que no se pueda escapar. Y además, como abordaje proactivo, enseñarle a jugar a otras cosas que tengan ese componente de lucha/enfado/emoción fuerte pero modulada, cosas a las que juegan todos los niños.

Adelante con el módulo 3, realizando las actividades podremos plantear nuevas propuestas para este caso.

Gracias!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad