Respuesta a: Actividad 3.2. Piensa en un niño o niña con TEA que conozcas y reflexiona

#1095

Gracias por tu aportación, Arrate. Efectivamente muchas veces es muy complicado gestionar todos los adultos que nos movemos en torno a los chicos, todavía hay muchos profesionales a los que el trabajo en equipo les cuesta y ven a los chicos como compartimentados, cuando la realidad es que de forma coordinada los avances son infinitamente menos costosos, más rápidos y más satisfactorios para todos. Los padres encima tienen que hacer carambolas con todos nosotros, que muchas veces les decimos cosas diferentes, además de preocuparse y ocuparse de su hijo. Es verdad que a veces bajan la guardia, pero seguro que agradecen que se les recuerde, o quizá vosotros mismos podríais explicarles exactamente cómo dar la información, quizá mediante una historia social…son ideas, entiendo que es complicado cuando el tiempo es tan limitado.

Creo que el contrato que planteas, para este chico, como comentas, le puede venir muy bien y entender que tiene que “aguantarse”, como comentábamos al hablar de corregulación. Aprovecho esta situación que has planteado para mencionar tres libros muy buenos publicados en la editorial TEA. Son asequibles de precio pero seguro que e internet los encontráis de alguna manera, en Scribd están para descargar.

“Qué puedo hacer cuando estallo por cualquier cosa”
“Qué puedo hacer cuando me obsesiono demasiado”
“Qué puedo hacer cuando refunfuño por cualquier cosa”

No los he añadido en la bibliografía porque en principio no son libros para chicos con trastornos en el desarrollo o discapacidad, pero son tremendamente útiles y muy fáciles de comprender. Están planteados como una guía de intervención para trabajar sobre el libro paso a paso con un niño con problemas de conducta, es poco probable que lo uséis como tal, pero dan muchas pistas de cómo abordar la intervención en determinados casos y también cómo entender lo que les está pasando a elos. Son útiles para familias y profesionales.

Se me ocurre que con tu chico, además del contrato, tal vez estaría bien intentar plantear un poquito de incertidumbre y no siempre darle tanta información por adelantado, matizarla un poco para que no venga con toda la historia ya montada de casa. A mi me gusta plantear también la situación en los grupos. Plantear algo así como los puntos fuertes y débiles de cada uno y hacer visible lo que hacemos muy bien y lo que tenemos que aprender a mejorar y se le puede hacer un contrato de manera que llegue un día que pueda organizar él, “mandar”.

Saludos!

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies