Respuesta a: Actividad 3.1

#249705
Ivan Ubierna Gomez
Participante

Siguiendo con el ejemplo del niño que tengo como referencia en mi día a día como labor docente, debo de mencionar que este jovén tiene el estilo de comunicación diferente a la gran mayoría del alumnado, obviamente, entonces diría que es un niño pasivo, ya que no demanda ni responde a ningún tipo de interacción. Hay que trabajar con él la comunicación desde niveles muy básicos. Es por ello que el diseño de la anterior actividad ha ido por lo sensorial.

Ahora bien, como profesional también tenemos diferentes roles. Yo me definiría como comediante y animador, en gran parte, aunque por momentos del proceso de enseñanza-aprendizaje, debamos pasar por todos los roles del profesor que definen Weitzman y Greenberg.

El grupo de alumnos este curso es bastante diverso. Sus necesidades específicas de apoyo educativo son muy diferentes entre los jóvenes. Trabajo con alumnado con Síndrome de Down, con discapacidad auditiva, con trastorno de atención (TDAH), retraso madurativo, discapacidad intelectual y el caso de mi joven que he puesto de ejemplo, que tiene TEA y discapacidad intelectual (pluridiscapacidad). Es por ello que la respuesta a cada uno de ellos debe de ser diferente.

Mi figura como profesor de pedagogía terapéutica es tratar de ser cercano a ellos, conocer sus gustos y adaptar mi intervención en base a ello. Me gusta ser divertido, que tengan ganas de que tengan clase conmigo, que sean sesiones divertidas y que se olviden que están estudiando, porque es más divertido de lo que les supone trabajar. A su vez, siempre les pregunto como se sienten, ya que el ACNEAE tiene muchas necesidades a nivel emocional, aunque todos las tengamos. Siempre me gusta dedicar un ratito de la sesión a expresar emociones, bien sea de manera verbal como con la agenda de pictogramas, con el semáforo emocional y sus pictogramas.

Por ejemplo, con este alumno en concreto, debido a su plurideficiencia, los pictogramas son muy protagonistas en el día a día. Nada más llegar, tiene su zona en el aula donde las imágenes visuales le indican donde dejar la mochila, como debe de actuar para quitarse la americana y demás accesorios. Después tiene señalizado su mesa. Pues todo ello se repite para bajar al recreo, ir al comedor, su zona de comedor junto con la comida que hay ese mismo día, etc. El principal objetivo de todo ello es facilitarle toda la información en pequeños pasos, que todo sea flexible y marcar bien la temporalización de las acciones, así como los profesionales que le acompañaran a lo largo del día.

A su vez, el principio pedagógico del andamiaje es clave en mi intervención profesional. De esta manera, estaremos trabajando mediante modelos y ejemplos, que el alumnado podrá observar, imitar y aprender en base a ello. Durante este proceso, se deben de realizar recomendaciones directas e indirectas, lo que le motivará mucho al alumnado y le dará autoconfianza, clave para su bienestar emocional (art.6-Decreto 77/2023).

Para los casos en los que el alumnado no responda como esperabamos, debemos de adaptar las sesiones a su estado actual. Es por ello que puede ser clave parar la tarea incluso cambiarla al ver que no está funcionando, ampliar el apoyo y la ayuda, moldear y cambiar el tono de voz según el momento, tener el alumno cara a cara y facilitarle material motivador, adaptado a sus gustos e inquietudes (art.30, Decreto 77).

Dime dónde quieres que te envie tu regalo

Responsable: Tu nombre y apellidos.
Finalidad de los datos: Darte información.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo.
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada Mailchimp.
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.