Respuesta a: Actividad 3.1

#249712

En mi labor como docente, a lo largo del día trato con alumnos TEA que presentan distintos estilos de comunicación; e incluso me atrevería a decir, que cada uno de ellos presenta un estilo de comunicación diferente. Sinceramente, considero una gran suerte poder interactuar con todos ellos, ya que así tengo la oportunidad de observar y aprender de cada uno. Muchas veces es difícil generar un clima favorable donde ellos se sientan cómodos para comunicarse, pero pienso, que ese es uno de nuestros grandes retos.

En el caso concreto del alumno que he tomado como referencia en las actividades anteriores, considero que presenta una mezcla entre aquellos niños que tienen “su propia agenda” y los que son observadores. Por un lado, este alumno no muestra iniciativa a la hora de interactuar con el resto; y tampoco suele responder aunque se le incluya en ella. No obstante, es bastante observador, y cuando algún tema le interesa o le descuadra, entonces sí es capaz de iniciar la comunicación.

En cuanto a mi rol frente a este alumno, reconozco que muchas veces tiendo a ser un poco cronometradora. Siempre priorizo al alumno, pero si veo que no me da tiempo a terminar la tarea establecida, entonces me pongo un poco nerviosa. Esto, a su vez, hace que le ayude más de la cuenta. En cuanto veo que se bloquea un poco, tiendo a ayudarle para que avance, sin darle el tiempo que necesita para hacer las cosas. A pesar de todo, en todo momento, trato de ser receptiva con él, buscando y priorizando sus intereses y necesidades.

A modo de conclusión, me gustaría considerar que no creo que ninguno de los estilos sea mejor o peor, simplemente diferentes. Sin embargo, en mi caso, considero que disfruto más con aquellos alumnos que están interesados en las relaciones sociales. Este hecho, hace que estén más integrados en el grupo, y son estos los momentos que me ayudan a conocerlos mejor. Además, considero que en estos momentos yo también estoy más relajada, y por ello, la comunicación surge de manera más espontánea.

Dime dónde quieres que te envie tu regalo

Responsable: Tu nombre y apellidos.
Finalidad de los datos: Darte información.
Legitimación: Tu consentimiento de que quieres comunicarte conmigo.
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada Mailchimp.
Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.