Respuesta a: Actividad Módulo 1. Debate

#2814

Me alegra que os haya gustado, Peter Vermeulen es un gran orador y transmite con mucha intensidad y mucha claridad lo que expone.
Su teoría de el autismo como ceguera al contexto une varias de las características de las teorías explicativas más conocidas en el autismo, ofreciendo una visión más completa de las dificultades y sobre todo de las necesidades de las personas con TEA. Se relaciona con la Teoría sobre coherencia central, que en parte está también relacionada con la habilidad para predecir de forma automática el significado conjunto y las conexiones entre diferentes elementos. Tiene relación con la teoría de la función ejecutiva ya que la ceguera al contexto también explica de forma directa con el déficit en flexibilidad: al no leer el contexto, las personas con TEA crean conexiones fijas que les generan rigidez de comportamiento.

Las implicaciones que la ceguera al contexto tiene en nuestras intervenciones en el día a día son muchísimas. Por ejemplo, en el caso de las historias y los guiones sociales ya nos da pistas de que es importante tener en cuenta que tal vez haya que tener en cuenta siempre el escenario en el que se van a implementar . Nos invita a reflexionar acerca de aspectos fundamentales a la hora de abordar la comprensión de situaciones sociales: hay que pensar en el “escenario” donde se mueven y qué necesitan aprender para poder desenvolverse mejor en ese escenario. Como os he comentado, yo siempre he trabajado en contexto natural, pero aún haciéndolo en un despacho o una sala, siempre es importante tener la visión de la intervención naturalista para que pueda ser trasladada a un contexto real.
Os voy a dejar, a continuación, un extracto del libro “La ansiedad en el autismo”, de Isabel Paula, que fue añadido por una persona que hizo el curso en la edición anterior y me parece extraordinariamente representativo de la confusión que pueden experimentar a veces, con el agravante de que no nos lo pueden explicar. Añado textualmente el comentario de vuestra compañera:

Las dificultades que explica a cerca de cómo no pueden leer de forma instintiva las claves contextuales más simples me ha recordado a los relatos recogidos en el libro de Isabel Paula “La ansiedad en el autismo” . A modo de ejemplo, Leonardo ( que es la persona con autismo que cuenta su experiencia con la ansiedad) cuenta el siguiente relato: “Tomando el té con mi pareja mi taza estaba al 60% y decidí echarme más té. Siempre que cojo la tetera , aunque la taza esté al 80% o 90% ella me pide que la llene al punto óptimo. Para eso hace un gesto concreto y siempre lo hago antes de echarme en mi taza (eso es porque sigo la regla de “Lady first” . Luego me echo té en mi taza y después pongo la tetera en sui sitio. El otro día pasó algo inusual. Ella tenía la taza al 60% y cuando agarré la tetera ella no me hizo ningún gesto de que quería más. En ese momento me quedé paralizado con la tetera en el aire, la miré a ella, volví a mirar a la taza, volví a mirarla a ella. Miré mi taza y pensé que quizá no se había dado cuenta de que agarré la tetera. Así que me salté la regla “Lady first” y me eché el té en mi taza. Luego me paré con la tetera en el aire pensando que ella quería, pero no sabía qué hacer. Pensé muchísimas cosas, por ejemplo: ¿Por qué no me dice nada, será que está distraída, será que no quiere té? Pero siempre me pide llenarle al taza ¿por qué no quiere té?¿le pregunto? ¿No le digo nada? Al final opté por preguntarle y ella me dijo que no quería más té”.

Muchas gracias por vuestras aportaciones

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad