Respuesta a: Actividad 3.1

#3050
inforteainfortea
Superadministrador

Hola, Cristina, efectivamente hay un perfil de alumnos que están en el primer estadío de la comunicación y para ellos ese tipo de comunicación que comentas es imprescindible y muy gratificante cuando se va desarrollando.

Permíteme que aproveche tu comentario para hablar acerca de algo que me ha ocurrido esta semana. Uno de los niños con los que trabajo está en ese primer estadío de la comunicación y presenta graves dificultades de conducta y de lenguaje. Aunque es capaz de hacer peticiones variadas de sus intereses, su lenguaje es muy limitado y no cogemos un “ritmo” de avance. Me acordé de vosotros, los alumnos de este curso, porque he decidido introducir PECS aunque pide las cosas de forma oral, porque es muy poco espontáneo y necesita que le des pie para pedir, así que si quiere algo (por ejemplo, salir a la calle) y no se le da pie, lo que hace prioritariamente es enfadarse o desconectarse, como por ejemplo tirarse al suelo para que le levante un adulto o llorar sin consuelo. Así que con él adopto en una hora de sesión todo tipo de roles. Es un niño con muy pocos intereses y lo que más quiere es huir para poder saltar, así que uno de mis objetivos principales es que permanezca sentado, porque por la edad que tiene necesita aprender a estar sentado. Para que permanezca sentado con un sentido para él, intento ofrecerle cosas que sé que le gustan, pero es poco persistente y a lo mejor un día un cuento le encanta y otro día no lo quiere ver, o empieza muy animado y después se enfada. Así que mi objetivo con el cuento es que aprenda a decir “pasa la hoja”, para terminar lo antes posible, si lo desea, en lugar de protestar para que uno le retire el cuento de delante. Hago una rutina muy estable en la que siempre termino dibujando y llevándole la mano para escribir su nombre, espero que esa rutina estable le lleve a pedir las letras para terminar lo antes posible la sesión (por el momento ya va anticipando las tres últimas letras de su nombre). También hago de animadora porque a veces cuando se enfada, canto e intento desviar su atención. Y cada vez que me ha dado un manotazo o me ha puesto un pie encima, lo he interpretado como si fuera una petición de cosquillas. Y así vamos consiguiendo cada vez más tranquilidad, más gusto por compartir, más control del entorno por su parte, por lo que no tiene que recurrir a los enfados, ya sabe lo que viene después y aunque algo le moleste, recupera enseguida la tranquilidad. Me acordé de vosotros, como os decía, porque empecé a introducir PECS solamente con tarjeta y lo aprendía rápido, así que muy contenta me decanté por introducir la lectura globalizada de modo de petición, vamos progresando bastante y decidí que había que introducir la carpeta ya, porque la carpeta ayuda a centrar la atención. Muy contenta fui este jueves pasado con mi carpeta flamante y nueva de PECS pensando que iba a ser un exitazo. Y me encontré con que a este niño le “atrapó” el velcro de la carpeta y el exitazo no fue tan grande como yo esperaba. Tiene velcro en su panel de información y nunca parecía haberle interesado de más, así que yo no contaba con que esta interferencia me pudiera bloquear el proceso de discriminación. Así que ahora tengo que reconsiderar el tema de la carpeta y cómo sitúo el material para que no se enganche con el velcro.

Os cuento todo esto como reflejo de la combinación de cosas que pueden surgir a lo largo de una sesión. Los objetivos, los roles, las rutinas…Todos se mezcla y se entrelaza, pero la actividad en sí nunca puede ser la prioridad. Yo tengo que seguir a toda costa buscando la manera de que mi campeón avance en lectura globalizada y en peticiones, en espontaneidad…Parece que he encontrado un camino con las letras, la estructura me funciona, pero la actividad con carpeta no me ha funcionado, luego tengo que cambiar la carpeta. Teniendo siempre en mente, que el objetivo prioritario es la interacción y generando las actividades y el material de manera que permitan la interacción, al menos a futuro (al principio, al introducir la rutina, ya hemos comentado en el módulo que probablemente el niño no responda o responda poco.

Os animo a plantearos una rutina de aprendizaje para la otra actividad del módulo, teniendo en cuenta un nuevo objetivo y cómo esa rutina se puede desarrollar para que al incorporarla el niño tenga más opciones de interacción.

Un saludo cordial

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad