Respuesta a: 3.2 Rutina

#3075
lauramartinezlauramartinez
Participante

Buenos días, la rutina que he elegido es la del Juego de las cosquillas.

Empezamos el juego de las cosquillas diciendo “Cosquillas” y haciendo el gesto de las cosquillas para que se pueda identificar de manera clara el inicio del juego. Siempre lo empezamos de la misma manera para mostrar lo que va a pasar y ofrecer así un modelo a imitar, esperando que en el algún momento pueda tener la iniciativa y pedir jugarlo.

Mientras jugamos, decimos “cosquillas, cosquillas” como guion básico. Añadimos conteo “uno, dos y tres” antes de empezar a hacer cosquillas al guion, para poder añadir otro modelo de comunicación a imitar. En el momento que tuvieran más lenguaje, podríamos incluir “cosquillas en + la parte del cuerpo”.

Para terminar de jugar, cantamos “Saco las dos manos, las hago bailar, las cierro, las abro y las vuelvo a guardar”, así asignamos un final a la rutina. Tras la canción, decimos “se acabó” acompañado del gesto en lenguaje signado, así puede usar el gesto cuando aún no tiene lenguaje.

Nos pondremos cara a cara con el niño cuando le hacemos cosquillas para que puedan ver las reacciones. Lo que esperamos de ellos puede ser que nos miren, que quieran alcanzar nuestra mano o reírse. Para conseguir que se repita esta interacción, podemos repetir las cosquillas pero esperando como estatuas un momento dando la oportunidad de sonreír o mirarnos.

Interpretaremos cualquier reacción agradable del niño como si nos hubiera pedido cosquillas (si estamos en las etapas iniciales) pero también podemos esperar que nos pida cosquillas directamente cogiendo nuestra mano. Si es así, solamente le damos la oportunidad pausadamente y mirando con expectación.

Podemos empezar a jugar por turnos al juego de las Cosquillas contando hasta tres, en voz alta y en sus dedos antes de hacerle cosquillas. Después esperamos un poquito para que imite. Si no lo hace, podemos ayudarle físicamente para levantar sus dedos. Cuando sea su turno, podemos esperar que nos mire, haga un gesto o emita un sonido para pedirnos cosquillas, guiarnos hacia dónde quiere las cosquillas.

Cuando nos guíe a una parte del cuerpo, acompañamos de “cosquillas + parte del cuerpo”. Después de haber estado haciendo cosquillas en diferentes partes de su cuerpo por un rato, intentamos introducir una elección entre dos opciones “¿quieres cosquillas en la barriguita o en los brazos?” y si levanta el brazo, sabremos que ha aprendido el significado de estas palabras y a comunicarse.

Otra oportunidad para seguir jugando es añadir “más”. Si el niño quiere seguir jugando, en vez de coger nuestra mano le insistimos en “más”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad