Respuesta a: Actividad 2.1

#3546
EVAGS
Participante

En relación al debate propuesto por Mª José sobre nuestra opinión acerca de si la comunicación es prioritaria en los niños y más en concreto en los niños con TEA, mi respuesta es rotundamente que sí. La comunicación es un pilar básico en el desarrollo de las personas y más en concreto en el desarrollo social, especialmente en los niños con TEA por ser la interacción social una de las áreas nucleares de afectación, junto con la comunicación, el juego, las conductas repetitivas y los intereses restringidos.

De esta manera, es muy importante realizarle al niño una evaluación inicial lo más completa posible para determinar sus fortalezas y debilidades, detectar en qué nivel del desarrollo comunicativo y social se encuentra especialmente, establacer unos objetivos adecuados en los que prime sobre todo la comunicación como base para el aprendizaje y el desarrollo de conductas sociales, asesorando a la familia y al entorno natural del niño para formar parte en el proceso de intervención. Es muy importante averiguar la manera que el niño tiene de comunicarse y a partir de ahí, seleccionar el método más adecuado de intervención y el SAAC que mejor le pueda ayudar a comunicarse y relacionarse, especialmente en estos primeros años de vida que son fundamentales para el desarrollo global de los niños.

De esta manera, una vez que se comienza a intervenir con el niño, siempre hay que estar atentos a las conductas que muestra, estructurar bien el ambiente y la manera en la que vamos a tratar de introducir, por ejemplo los pictogramas del sistema elegido. Todo niño, tenga TEA o no, esté más o menos afectada su comunicación, necesita un sistema de comunicación para poder expresarse y comprender el entorno. Lo importante es seleccionar el más adecuado para él y tener mucha paciencia, empatía y recursos para que poco a poco vaya haciendo uso de él, mientras se trabaja no sólo en el sistema en sí, sino en otros aspectos como el juego y las relaciones sociales en las que se irá incluyendo el mismo. No hay que quedarse con lo que el niño aparenta hacer y no elaborar prejuicios, puede ser que su intención comunicativa esté muy disminuida, pero en eso es en lo que nos tenemos que centrar, en tratar de aumentar la misma.

Las afirmaciones “No discrimina, así que no se puede avanzar en el sistema de comunicación”, “Se hace la actividad y se pone el pictograma para que lo señale pero no lo entiende, por lo que no se le puede poner una secuencia”, no son correctas. Opino que no hay que tener una actitud negativista, sino de intentar observar y reflexionar sobre cómo hacer para que el niño vaya mejorando en su comprensión y expresión con el empleo del sistema seleccionado. No hay que secuenciar el aprendizaje, sino ir avanzando en el mismo mediante su uso en situaciones dirigidas y espontáneas, ayudándonos del moldeamiento, del aprendizaje sin error, del encadenamiento hacia atrás, de la estructuración de los espacios,…, partiendo siempre de lo que el niño es capaz de hacer. Interviniendo a la vez en el desarrollo social y las interacciones sociales, con la estimulación de la atención conjunta y la mirada, fomentando que emerjan estas conductas sociales que propiciarán a su vez, el inicio y/o aumento del uso de los sistemas de comunicación. Por ello, es muy importante seleccionar actividades que sean del agrado del niño y que le despierten el deseo de intactuar y comunicarse con las personas. Estas actividades deben enmarcarse dentro de actividades lúdicas y de juego, ya que los niños aprenden, se relacionan y disfrutan principalmente mediante el juego.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad