Respuesta a: Actividad 1.2

#9011
MJ Garrido
Participante

Me gusta mucho esto que dices de “no soportar los silencios”, creo que es muy valiente por tu parte describirlo así. Pienso que es muy necesario hablar de esta sensación porque es una situación por la que pasan muchísimas familias y también muchos terapeutas (y no solo al principio de la profesión) y que se suele enmascarar bombardeando al niño a preguntas o dándole ordenes que no conducen a una mejora del lenguaje, ni de las habilidades sociales ni de ningún aprendizaje en general. Saber reconocer ese miedo o carencia o como queramos llamarle en mi opinión es un excelente punto de partida porque pone el foco en la dificultad de la interacción. La interacción es lo que necesitamos incrementar como profesionales ( y como familia), el objetivo prioritario a cubrir para conseguir avances significativos.
Gracias por tu aportación.
Un saludo

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad