Respuesta a: Dudas y Reflexiones. Módulo 2

#9246
MJ Garrido
Participante

Hola, Belén, voy a tratar de responderte paso a paso.

-En primer lugar, como tú misma dices, la anticipación ha de hacerse adaptada a la edad y necesidades, pero siempre dentro de un marco temporal completo, para que realmente tenga ese significado de anticipar. Lo que es progresivo es la ayuda que se ofrece, al principio se hace más rápido y mediante moldeamiento y poco a poco se va retirando esa ayuda, dejando más espacio para la participación del niño.

-Es necesario que en todos los contextos se use el mismo tipo de imágenes pero no el mismo tablero, ni siquiera la misma información. En casa necesitará un horario de casa, e un colegio, la secuencia de actividades del cole, en una sesión de trabajo, la secuencia de actividades de la sesión de trabajo. El soporte es lo de menos, lo importante es que sea una línea de tiempo.

-Las ayudas visuales si favorecen la flexibilidad cognitiva. Los niños y niñas con autismo se adhieren a las rutinas por falta de comprensión de lo que va a ocurrir, si les cambias algo de una rutina se agobian porque eso puede implicar un cambio total en lo que va a ocurrir después. Asegurar la repetición es asegurar el control. Así que si desplazamos el control hacia los pictogramas, van flexibilizando su conducta precisamente porque empiezan a comprender que lo que ocurre después no depende de repetir lo que ocurre antes, sino que las cosas ocurren en un orden determinado, que podemos prevenir con la información.

-Lo que no debemos hacer es identificar los rituales con la inflexibilidad cognitiva. La flexibilidad hay que trabajarla pero los rituales también. Los rituales tienen el grave problema de que no se descubren, no se identifican como rituales hasta que no están instaurados y son terriblemente difíciles de desmontar, porque genera gran ansiedad desmontarlos. Son un problema ligado a un componente obsesivo y no necesariamente a inflexibilidad. En este caso los pictogramas pueden servir para que mejore un cierto nivel de ansiedad, que la tendrá con toda seguridad, pero no son herramientas que en sí mismas solucionen rituales instaurados. Los rituales provocan problemas graves de autorregulación y justamente de la manera en que comentas que se actúa con esta niña, es la que provoca que estos rituales se afiancen y la ansiedad crezca. La mejor manera de prevenir rituales es previniendo su aparición y no permitiendo que se instauren. Pero todo esto son cuestiones de conducta complejas de abordar y que están fuera del contenido de este curso de atención temprana. Por eso lo mejor es, cuando un niño llora por algo, no permitirle que cumpla con su objetivo simplemente porque tenga autismo, eso carece de sentido, no le estamos ayudando. Si un niño pequeño llora porque nosotros apagamos la luz, tenga autismo o no lo tenga, el aprendizaje ocurre cuando le decimos: no pasa nada, cariño, hoy he dado yo la luz, y nos vamos a otra actividad. Apagar la luz para que deje de llorar es enseñarle a llorar para conseguir algo. En el curso de Apoyo Conductual Positivo se ofrece contenido acerca de estas cuestiones, tal vez pueda interesarte. En cuanto al caso directo de la niña, tendría que conocer más en detalle su situación para proponer una intervención de conducta, que pasaría por conocer todos sus rituales e ir desmontando paso a paso aquellos que pudieran resultar menos irritantes para ella y probablemente también recomendaría recurrir a un buen profesional de salud mental que revisase el caso y plantease la necesidad o no de apoyar la intervención con medicación para reducir ansiedad.

En cuanto a ABA, es una forma de intervención como tal que no recomiendo, por muchas y muy diversas razones, que intentaré resumir a continuación. Por supuesto que puede haber algunos buenos terapeutas formados en ABA que no compartan ciertas cosas y que aprovechen algunos de los puntos positivos como es la enseñanza pivotal, el moldeamiento o el refuerzo positivo, dos estrategias muy recomendables si se realizan en el contexto de los enfoques naturalistas.

-Los creadores de esta terapia y los que la comercializan a las familias y los masteres para profesionales dicen de ABA que es la única basada en ciencia y en la investigación y eso es ROTUNDAMENTE FALSO en todas su dimensiones. En primer lugar, las investigaciones realizadas por ABA lo que decían quera que el CI de las personas subían o que las estereotípias bajaban. Hoy en día sabemos que ni un CI alto ni unas estereotipias bajas garantizan una vida sin apoyos, ni una mejoría de la calidad de vida de las personas, ni más inclusión, ni más felicidad, luego no sirven esos parámetros de investigación. A esto hay que añadir que nunca se ha podido replicar un estudio de ABA por otros científicos externos a sus empresas. Cuando un estudio científico no se puede replicar no se considera válido. Por otra parte, hay un montón de modelos basados en la ciencia, como ya se mencionan en los modelos que funcionan.

-Los programas de ABA están basados en la repetición y en la imitación de conductas descontextualizadas y no funcionales. Efectivamente están programadas desde un “recetario” que no tiene en cuenta ni las necesidades del niño fuera del entrono de la repetición ni sus habilidades. Lo único que se considera aceptable es la planilla de objetivos propuestos y no su generalización a contextos naturales de la vida del niño.

-Parten de un enfoque inaceptable (falso también) desde el punto de vista evolutivo que es que la presencia o la ausencia de una conducta es un marcador de desarrollo social. Por eso trabajan la imitación obligando a los niños a repetir cosas una y otra vez sin tener en cuenta si esos aprendizajes están teniendo algún impacto en la vida del niño. O por eso mantienen que tocar una cosa con el dedo 50 veces al día enseña a señalar. Lo digo de una forma muy coloquial pero la esencia es esa. Precisamente por las investigaciones científicas sabemos que para nada el desarrollo infantil es solamente una cuestión de repetir conductas. ¡Sería tan fácil entonces enseñar cualquier cosa!

-Por si esto fuera poco, una sección de ABA promete la curación del autismo, esto cada vez lo hacen menos, porque ya se puede denunciar, al menos en España, a una persona que diga que cura el autismo. Pero todavía se oye disfrazado de palabras como “recuperación”. Personalmente yo estuve en un congreso de Lovaas en Barcelona celebrado hace muchos años. El “gran Maestro” del ABA decía que curaba el autismo y ponía videos de niños que decían “yo he tenido autismo y me he curado”. Lamentable ya en aquel entonces, allá por los años 90.

-ABA se basa en premios y castigos como modo de enseñanza incluído el daño físico. Además de ser inmoral, ya sabemos que el castigo no funciona en el aprendizaje.

-Por si todo esto fuera poco, ahora tenemos las voces de adultos autistas que han denunciado la situación a la que han sido sometidos de pequeños. Lamentablemente no hay un corpus muy sólido de intervenciones de personas autistas recogido, pero desde luego es algo más que un rumor que merece ser escuchado y tenido en cuenta.

Gracias por tus preguntas.

Un saludo cordial

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad