Respuesta a: 2.2. Analiza las transiciones

#928
Arrate
Participante

La entrada en el aula es tal vez el sitio más caótico y más desestructurado en el que se va a encontrar (sin contar el recreo), con mucho ruido, mucho movimiento, etc. Esto le puede empezar a alterar, porque las conductas de sus compañeros en ese contexto tan “libre” son impredecibles. Si además le sumamos que cuando se tiene que quitar el abrigo le tienen que ir a buscar, cuando se tiene que poner el babi lo mismo, también se puede convertir en su propia rutina y actividad “placentera” o “divertida”, como un pilla-pilla con el adulto, lo cual acaba reforzando la conducta. Si no tiene marcado qué viene después y una manera coherente y rutinaria de hacerlo, se empieza a desregular progresivamente, y cuando llega el momento de la asamblea, puede que sus compañeros ya estén centrados en lo que toca, pero ella sigue descolocada y necesita que le centren y le concreten qué va a venir y cómo.

Entiendo que si sigue “subiendo” y no le ayudan a “bajar” correctamente, se van encadenando actividades y momentos en los que como no sabe qué toca, qué se puede esperar y es todo tan impredecible, la ansiedad y las conductas que lleva a cabo para tratar de encontrarse mejor, se pueden disparar.

Necesita que le estructuren la rutina escolar desde el mismo momento de entrar de una manera que ella entienda y controle, de modo que pueda estar segura de qué puede esperar de cada momento del día en el cole.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies