Respuesta a: Dudas y Actividades. Módulo 3

#9356
MJ Garrido
Participante

Hola, María, no te recomiendo en ningún caso el uso del modelo partido. Una cosa es que un día lo uses sin querer y pueda provocar una situación de atención conjunta, pero eso es una casualidad maravillosa, como otras tantas que afortunadamente ocurren.
Si después sigues usando ese modelo partido para provocar la misma situación, estás generando un aprendizaje distorsionado. Entiendo vuestras reticencias hacia no usar el modelo partido porque me consta que todavía hay facultades en las que se enseña y además nos creemos que tiene efecto, porque los niños terminan la palabra. Pero hace más de 30 años que las investigaciones demuestran que solo se deben usar modelos completos y los anglosajones incluso insisten en que han de ser gramaticalmente correctos, lo que implica que, en inglés, hay palabras que no se pueden usar solas.
Enseñamos comunicación en un sentido aumentativo y para ir cada vez a más. El modelo partido no construye sobre la semántica (significado de las palabras) ni sobre la gramática (morfología y sintaxis de las palabras) y es un puro encadenamiento de sonidos que por supuesto que tiene efecto, los niños lo completan, por eso nos creemos que lo estamos haciendo bien. El problema es que no pasa de ahí, no va a más, no ayuda a que el niño evoque la palabra en otro contexto si la necesita, ni ayuda a que aprenda la palabra que va unida, ni ayuda a que adquiera el significado de la palabra y a usarla con la función adecuada, que son todos los aspectos del lenguaje que tenemos que ir estimulando. Por eso utilizarlo de vez en cuando porque al adulto se le “escape” no es un grave problema, pero utilizarlo a propósito es inadecuado porque los niños se quedan “enganchados” a que el adulto diga la primera parte de la palabra. Es una ayuda que no se puede desvanecer.
Se puede, y se debe, dar modelos de palabras completas o si lo que quieres es usar una verbalización para que el niño la complete, que sea una frase o alocución tipo “preparados, listos, ya”, o también las frases repetitivas en los cuentos y las canciones tienen esta función. Además, siempre es recomendable usar signos con las palabras principales, porque facilitan que el niño preste más atención a las palabras importantes. Todo eso favorece muchísimo más la tención conjunta y además apoya el desarrollo del lenguaje. El modelo partido no lo apoya. Digamos que es “pan para hoy y hambre para mañana”.

Gracias por tus aportaciones en el foro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad