Respuesta a: 2.1. ¿Abordaje proactivo o reactivo?

#963
Maria
Participante

Yo creo que la tutora actúa ignorando la conducta cuando esta no es explosiva o disruptiva, como sucede cuando deja el grupo y comienza a pasearse por el aula, cuando canta o tararea para sí misma, cuando se pone frente al espejo pues no nos dicen cómo reacciona la tutora en esos momentos, qué hace…
Y actúa de forma reactiva cuando la conducta de esta niña interfiere en el desarrollo de la actividad que están haciendo (=asamblea), que es cuando se tira al suelo, llora…Las reacciones y las intervenciones a esta conducta son levantarse de su lado y dejarla sola (para que se tranquilice o entretenga sola) o que un maestro de apoyo la saque del aula. No serían reacciones ni intervenciones eficaces porque es posible que al día siguiente se vuelva a dar la misma situación.
Con la nueva información que aporta acerca de que la tutora ha utilizado diferentes estrategias para traerla de vuelta a la asamblea, estas mismas también las podemos considerar como formas reactivas, una vez se da y se inicia la conducta por parte de la alumna.
Cómo o qué estrategias podemos utilizar para intentar que permaneciera en la asamblea quizás pasan por tratar de analizar si hay algo que a la alumna la esté “alterando” de forma que quiera evitar esa tarea…Si simplemente es que no quiere estar en la actividad o que no aguanta tanto tiempo sentada y en esa tarea “semi pasiva” porque ella sea una niña con un perfil sensorial más activo, podríamos plantear lo siguiente (pero se quiere dejar claro, que es más fácil ver esto y plantear ideas desde la barrera que in situ, pobre maestra¡):

•Si sabemos que es una cuestión de movimiento podemos poner a la niña sobre una pelota de esas grandes (adaptadas a su tamaño) para que se balancee sobre ella.
•Podemos dejarla que vaya a ese momento con un reforzador potencial.
•Podríamos empezar a hacer tratos con ella, pero no utilizando esta situación sino desde otra situación, por ejemplo, una actividad que le guste para empezar a moldear la espera (porque la asamblea no deja de ser una actividad en la que hay que esperar, es mucho más que esto…pero también es esto). Empezamos esperando medio segundo y luego vamos aumentando un poco más el tiempo y podemos trabajar la espera con un objeto reforzador.
•Podríamos darle mayor protagonismo en esta actividad: que “ayudara” al que le toca hacer la asamblea en alguna de las tareas que le toque: contar niños, cantar, dar el turno de palabra para contar…
•Se me ocurre la idea de tenerla a nuestro lado pero igual esta idea tampoco es eficaz porque podemos reforzar esa conducta de codependencia.
•Podemos plantear también la asamblea más corta en el tiempo e ir progresivamente, mientras la niña también va trabajando esos pactos, aumentando su duración.

No será un trabajo o una labor inmediata seguro¡¡

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies