Actividad 1.2

Viendo 6 entradas - de la 16 a la 21 (de un total de 21)
  • Autor
    Entradas
  • #2902

    Hola, Sabina, gracias por tu aportación. En un niño que ya tiene intención comunicativa es más fácil y más rápido la implementación de PECS, pero efectivamente hay que ser fiel a los procedimientos de enseñanza, hablaremos más de este aspecto en el siguiente módulo.
    Si tiene ecolalias de canciones, podría aprender palabras, te animo a seleccionar nuevas actividades y a plantearte nuevos objetivos donde tenga más oportunidades de interacción, aunque sea en mesa. Si tiene oportunidades de actuar y le interesa más la actividad podrá controlar el hecho de cantar.

    Además, sería conveniente reducir el tiempo que pasa escuchando esas canciones y mejor en español, poniéndole un horario de cuándo es el momento de ver videos o de cantar, para que tenga una oportunidad de compartir.

    Un saludo

    #2908
    Sandra
    Participante

    Para esta actividad he pensado en un niño de 7 años, con el cual intentaron implementar PECS sin éxito en otro país ya que no se hizo correctamente.
    El niño tiene intención comunicativa (conducta instrumental). No tiene lenguaje oral pero ha comenzado a balbucear diferentes fonemas. En este momento estamos moldeando algunos gestos para convertir esta conducta instrumental en gestos de petición, y además imitamos sus sonidos para tratar de conseguir que las vocalizaciones se conviertan en un juego de imitación.
    Ha iniciado la fase I de PECS con éxito y se esta iniciando la fase II.

    Nuestros objetivos de comunicación son:
    – Señalar con el dedo índice entre dos objetos que se le muestran.
    – Desarrollar la atención conjunta.
    – Fomentar la imitación de fonemas dentro de un momento lúdico.
    – Realizar una petición en distancia.
    – Saludar mediante signos.

    #2909

    Hola, Sandra. Te recomiendo que dejéis de insistirle en señalar con el índice las cosas que se le muestran, es preferible que emita cualquier sonido aproximado, ya que está empezando a desarrollar producción vocálica, o que invirtáis ese tiempo en que aprenda habla Signada o PECS. La conducta de enseñar a señalar no apoya el desarrollo simbólico, es puramente instrumental. Digamos que enseñamos a tocar con un dedo, que es bien diferente a señalar. Hay niños que tienen el intento de alcanzar, que es más potente, y nos empeñamos en moldearles el dedo para que toquen el objeto, cuando es preferible que emitan un sonido o nos dirijan la mirada y hacemos caso omiso a esas manifestaciones de comunicación por el toque con el dedo. Precisamente a este tipo de procedimientos rígidos es a los que se hace alusión en el video de Peter Vermeulen.
    Del mismo modo que enseñarle a un niño fotos y dibujos de caras con sonrisa o tristeza no es útil , tampoco lo es enseñarle a tocar con el dedo para elegir. Ni reconocer caras tristes o enfadadas te lleva a entender la emoción, ni tocar con el dedo es señalar. Señalar es una conducta compleja que implica atención conjunta. Implica entender que una persona está pendiente de lo que tu señalas. Si conseguimos atención conjunta, conseguiremos que el niño señale, pero no a la inversa. Además, el gesto de tocar con el dedo no se puede desvanecer, los niños son siempre dependientes de que les pongas el objeto delante, nunca te lo pueden pedir de manera espontánea.
    En mi opinión es urgente aprovechar los sonidos y la imitación vocálica. Si usáis ese tiempo de enseñar a señalar en enseñarle un signo concreto para pedir una cosa concreta, mucho mejor, porque apoyará la adquisición de la palabra. Y el resto del tiempo es preferible que uséis el PECS para elegir entre esos dos objetos, para no liarle y apoyar más su lenguaje. El enseñar a señalar no apoya el lenguaje, pues se usa siempre el mismo gesto (tocar con el dedo) para distintos referentes.

    Gracias por tu aportación
    Un saludo

    #3037
    Carmen Belen
    Participante

    Muy buenas tardes,

    Comienzo el ejercicio agradeciendo de nuevo a María José Garrido el gesto de generosidad de compartir su conocimiento con todos nosotros, estoy aprendiendo muchísimo pero también dándome cuenta del interminable camino que me queda por recorrer con mis niños y niñas TEA.

    Mi alumno tiene 8 años y está escolarizado en un aula de Educación Especial, yo soy la maestra de Audición y Lenguaje que trabaja con él. Presenta intención comunicativa, sobre todo para pedir alimentos y verbaliza al menos cinco nombres de alimentos, ya le han enseñado previamente el gesto de quiero que hace correctamente y el de comer, pero no los específicos de cada alimento. Además, pide pipí y caca. Es un niño inteligente y despierto, cariñoso y al que le gusta jugar, las cosquillas y el pilla pilla, tengo la suerte de poder acompañarlo de forma frecuente en su aula. Muestra gran ansiedad por la comida y desde que llega por la mañana pide galletas, pues le encantan pero le cuesta mucho autorregularse y con frecuencia, cuando quiere algo y no se le da o tiene hambre presenta conductas problemáticas. Conoce bastante vocabulario que nombra cuando ve una foto pero no lo utiliza para comunicarse, en el contexto del comedor sí pide los cubiertos o el yogur, o dice se acabo cuando no quiere más,verbaliza el no quiero y los nombres de algunas personas por iniciativa propia cuando quiere irse con ellas. Le cuesta trabajar en mesa con su tutora pues suele estar inquieto y se levanta con frecuencia. Mi objetivo en primer lugar es conseguir que las conductas problemáticas disminuyan en intensidad y frecuencia y de forma paralela trabajar la petición con PECS de nuevas palabras, es cierto que sus intereses más directos que en este caso es la comida ya los verbaliza de forma espontánea y utiliza el quiero. Cuando le canto canciones que conoce y tienen gestos, los imita y disfruta con ello, por lo tanto creo que el programa de comunicación total es una buena opción. Está en el momento en el que puede aprender muchísimo y me gustaría de forma infinita ayudarle.

    Gracias de nuevo, un saludo.

    Carmen Belén.

    #3048

    Hola, Carmen, gracias de nuevo por esos comentarios positivos.
    En tu mensaje planteas tres cuestiones importantes que van irremediablemente unidas pero que voy a tratar de separar para responderte de una forma más concreta.

    Entiendo lo que comentas con los problemas de ansiedad por la comida, quizá ya lo hacéis, pero me gustaría añadir al respecto que es importante dar feedback a esas verbalizaciones de alimentos y también que entiendan que no pueden comer en todo momento, así que para ese perfil de niños y niñas yo recomiendo que se les marque momentos concretos donde sí van a poder tomar algo, en su horario visual. Y también que ese tipo de ingesta sea lo menos aleatorio posible. Es decir, que tengan una cantidad de chocolate fija, una cantidad de galletas fija, y una vez que se acaba, se acabó. A las familias les digo que tengan un cuenco preparado y que intenten que los niños no sepan donde está el paquete grande. Como los niños con TEA no comprenden bien el contexto, como nos comenta Peter Vermeulen, el saber cuando toca comer o cuando no es más fácil si mantenemos una rutina. Lo que ocurre con los niños que demandan comida es que esa rutina no existe, precisamente porque demandan todo el tiempo, es una bola que se va haciendo cada vez más grande. La idea de poner en el horario los alimentos que piden es para que comprendan que en ese momento no se lo vas a dar, pero que lo va a tener después, o en casa, o mañana. Es una manera de trabajar sobre la autorregulación, pero también sobre el lenguaje y la comprensión.

    Por lo que comentas de la manera en que usa el vocabulario, parece tener ciertas competencias para el lenguaje, te diría que usaras Habla Signada para que adquiera palabras de alimentos concretos. Este alumno es un ejemplo de haber empezado el programa de Habla Signada por el tejado, porque ya hemos visto que lo ideal no es aprender un genérico como el verbo comer y tampoco el “quiero”. Por ejemplo, uno de los problemas que surgen es que si dice “quiero comer” y no se le da comida, eso le generará muchísima más ansiedad y a la vez le impide concretar un deseo, con lo que reproduce más frustración. Además siempre depende de lo que le ofrezcáis, no podéis saber qué es exactamente lo que quiere, a lo mejor está preguntando por la hora de comer o cuando toca comer. Aún estamos a tiempo de darle la vuelta a ese aprendizaje y focalizar en usar Habla Signada para aprender palabras concretas relacionadas con cosas que pueda pedir, sea donde sea. Podéis usar las recetas, por ejemplo, para darle más oportunidad de uso de vocabulario, cuentos de alimentos o intentar jugar a juegos que contengan alimentos, como por ejemplo la lista de la compra. O donde aparezcan palabras del vocabulario que ya sabe, pero lo tenga que usar de alguna manera. Una vez que entréis en ese proceso, después podréis aprovechar ese “quiero comer”, que no va a perder, para que use frases y diga “quiero comer galletas2, pero primero es importante aumentar vocabulario concreto de cosas que desee.

    Es muy interesante el caso que propones y tu manera de exponer la dificultad que tiene con el uso de vocabulario es clarificadora y útil para todos los que estás participando en este curso, pues en general es algo que les ocurre a muchos niños y niñas con TEA: que por mucho vocabulario que aprendan no lo usan. Justamente esta dificultad nos debe dar una clave de por qué es tan importante enseñar el uso del lenguaje, la pragmática. Enseñar el uso es enseñar a pedir, enseñar a comentar…las funciones que Schaeffer nos plantea y en el orden que nos lo plantea.

    Tu alumno ya ha adquirido diferentes palabras de diferentes categorías, usar la estructura del programa de Habla Signada os llevará hacia una ampliación de uso más rápidamente de lo que ocurre cuando los niños aún no tienen ningún tipo de lenguaje.

    Muchas gracias por tu aportación a este foro

    Un saludo

    #3091
    Laura
    Participante

    Buenas tardes,
    Yo pienso en un niño de casi 3 años, que no siempre muestra lo que desea, protesta bastante y sus demandas son mediante llantos o a veces, rabietas fuertes. Estamos trabajando mucho la anticipación, mediante canciones, ya que le gustan mucho y ha empezado a repetir y finalizar las mismas, su lenguaje oral sobre todo se consigue a través de las canciones, más que de otro modo. Ahora también, está empezando a regularse más gracias al uso de algunas imágenes para anticipar lo que va a hacer en cada momento, se está iniciando en elegir entre varios juguetes, tocando primero el objeto que quiere (aquí en casa se insiste mucho en eso, en que cuando lo señale de alguna forma, se lo entregan, no se si habría que modificar algo o como lo ves Tú). Y las palabras referenciales que ha empezado a decir son mamá y papá pero no siempre. Se está insistiendo mucho también en aumentar las interacciones, el juego compartido y puesto que de momento no tiene ningún centro de interés que destaque y en general, parece que nada le interesa, hemos descubierto que en realidad eso no es así, y que las canciones, por ejemplo, le interesan mucho.
    Hay que decir que es un niño bastante movido y cuesta centrar su atención, pero poco a poco se están consiguiendo avances.
    Saludos

Viendo 6 entradas - de la 16 a la 21 (de un total de 21)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad