Dudas y Actividades. Módulo 3

Etiquetado: 

Viendo 6 entradas - de la 1 a la 6 (de un total de 6)
  • Autor
    Entradas
  • #9139
    MJ Garrido
    Participante

    En esta última actividad de participación en el foro te o invito a compartir vuestras impresiones acerca de:

    • Dos cosas que no sabías y que os hayan llamado la atención
    • Alguna cosa que ya sabíais pero no le habías dado tanta importancia
    • Algo que te os haya hecho recordar otras cosas que ya sabías

    En este mismo hilo podéis aprovechar para reflejar vuestras dudas.

    Gracias por vuestra participación.

    #9166
    Esperanza Cabezas
    Participante

    Buenas tardes.
    En primer lugar felicitarte, me encantan los vídeos que nos muestras durante el desarrollo del curso del trabajo con los niños/as. La verdad es que a veces me encantaría trabajar así con mi alumnado, pero tengo un Aula TEA con 5 alumnos y aunque nos organizamos bastante bien, es muy complicado sacar más de 15 minutos para un trabajo súper individual, ya que son pequeñitos y demandan mucha atención. Aún así, también disfruto de momentos muy cercanos como los de tus vídeos algunas veces.
    Voy a pasar a contestar las cuestiones que planteas:

    -Dos cosas que no sabía: Algunos recursos que nombras en los vídeos como: “mi primer frutal” o “little circuit” que me han parecido geniales para niños pequeños. Tampoco sabía que la forma en la que reaccionamos a la conducta disruptiva de una niño puede ser de dos tipos: reactiva o constructiva. Ambas las he usado en clase, pero no les ponía nombre.

    – Una cosas que sabía pero no daba importancia: A la importancia que tienen los cuentos y cualquier situación donde exista una interacción con el niño: preguntándole, haciéndole onomatopeyas, etc. Es algo innato que a los maestros ya nos sale solo, pero que para ellos tiene mucho valor.

    – Algo que ya sabía: la forma en la que analizamos la conducta en el análisis funcional: antecedentes, conducta, consecuencia. Llevo un registro donde anoto las conductas que ocurren y las analizo para ver qué las ha provocado, cómo ha ocurrido, y qué ha pasado después. Se pueden solucionar muchas de ellas si profundizamos un pooco.

    Un saludo.

    #9272
    Maria Parres
    Participante

    • Dos cosas que no sabías y que os hayan llamado la atención:

    – Que el modelo partido fuera contraproducente al proporcionar adherencias limitando así la espontaneidad que tanto se intenta fomentar. Aunque me hace reflexionar acerca de si crear una determinada adherencia controlada, quizás en un juego concreto o con una palabra en particular podría, en parte, fomentar el inicio de una atención conjunta al tener la respuesta de búsqueda del niño de que termines determinada palabra.

    – El libro “hablando nos entendemos los dos” que sin duda leeré pues ha despertado mucho mi curiosidad.

    • Alguna cosa que ya sabíais pero no le habías dado tanta importancia:

    – La intervención de las conductas obsesivas.

    • Algo que te os haya hecho recordar otras cosas que ya sabías:

    – El Apoyo Conductual Positivo, que me recuerda a como paradójicamente se le suele dar intencionalidad a las conductas disruptivas como por ejemplo: “lo ha hecho para molestarme”, y como se utiliza el NO y el castigo frecuentemente y no las alternativas de respuesta del tipo: “el niño salta en el sofá” y le decimos: “eso no se hace” en vez de quizás decirle: “saltar en el suelo” y unirnos a su actividad pero realizándola en unas condiciones apropiadas.

    #9273
    Maria Parres
    Participante

    Cuando se ha hablado del modelo partido y la limitación de la espontaneidad me ha dado qué pensar sobre el módulo anterior. ¿El Sistema de Comunicación PECS no limitaría en cierto grado la espontaneidad?
    Estoy formándome en TEA y todavía no he profundizado suficiente en las distintas intervenciones y como bien dices y comparto, es de vital importancia formarse para poder opinar y usar los modelos de forma correcta y rigurosa. Pero de forma genérica, me refiero a si el hecho de que cuando el niño, por ejemplo, para realizar una petición de algo que está en una estantería elevada en vez de intentar señalar o aproximarse, se vaya a buscar los pictogramas y te traiga el picto, lo veo algo menos natural que, por ejemplo el sistema de Comunicación Total B. Schaeffer de habla signada.

    Me gustaría saber tu opinión al respecto.
    Un saludo :).

    #9355
    MJ Garrido
    Participante

    Hola, María. Efectivamente, visto tal y como lo has planteado, el sistema PECS tiene la complejidad de que hay que tener a mano los pictogramas y en cambio los signos los llevamos “puestos”. Pero lamentablemente no es tan sencillo el análisis, ojalá lo fuera. Has planteado una cuestión muy interesante.
    En primer lugar, aprender signos es muchísimo más difícil para los niños que aprender a usar PECS y señalar no siempre es posible (porque tocar con un dedo no es señalar, señalar es llamar la atención de una persona sobre un objeto en un acto de atención conjunta).
    Nos olvidamos muchas veces que el sistema PECS, igual que el Habla Signada, son sistemas de comunicación que implican un aprendizaje en diferentes etapas y con diferentes funciones, entre ellas estimular la espontaneidad y la generalización. El objetivo más ambicioso que debemos tener en mente es que los niños sean capaces de demandar algo en cualquier momento y en cualquier lugar aunque no se les ofrezca y no teniéndolo presente ni al alcance de la mano. Y para eso, tanto PECS como Habla Signada son igual de útiles, pero PECS tiene la ventaja de que todo el mundo te entiende al ver la imagen.
    Y es por eso que no sirve para nada perder el tiempo del niño en enseñar a tocar con un dedo, porque de tocar con un dedo no se aprende a señalar y mucho menos a pedir algo que no está presente. Tocar con un dedo solo sirve para rellenar nuestra lista Denver con un “objetivo alcanzado” pero es algo de muy poco impacto en la vida del niño pues solo puede pedir aquello que tiene delante, no tiene ningún otro impacto en su vida.

    PECS y Habla Signada no limitan la espontaneidad en ningún caso si se siguen bien sus procedimientos de enseñanza y si somos ambiciosos en cuanto a los objetivos de comunicación que nos proponemos, ambos sistemas se complementan y se retroalimentan, siempre que se usen bien. Para usarlos bien, recomiendo, siempre, aprenderlos de las fuentes y leer los libros originales, intentando reproducir los ejemplos y situaciones que se proponen. Y practicar, practicar mucho, sin miedo a equivocarnos, pero también sin miedo a reconocer que tal vez nos hemos equivocado y retomar nuestra intervención en otro punto.

    Gracias por tu aportación

    #9356
    MJ Garrido
    Participante

    Hola, María, no te recomiendo en ningún caso el uso del modelo partido. Una cosa es que un día lo uses sin querer y pueda provocar una situación de atención conjunta, pero eso es una casualidad maravillosa, como otras tantas que afortunadamente ocurren.
    Si después sigues usando ese modelo partido para provocar la misma situación, estás generando un aprendizaje distorsionado. Entiendo vuestras reticencias hacia no usar el modelo partido porque me consta que todavía hay facultades en las que se enseña y además nos creemos que tiene efecto, porque los niños terminan la palabra. Pero hace más de 30 años que las investigaciones demuestran que solo se deben usar modelos completos y los anglosajones incluso insisten en que han de ser gramaticalmente correctos, lo que implica que, en inglés, hay palabras que no se pueden usar solas.
    Enseñamos comunicación en un sentido aumentativo y para ir cada vez a más. El modelo partido no construye sobre la semántica (significado de las palabras) ni sobre la gramática (morfología y sintaxis de las palabras) y es un puro encadenamiento de sonidos que por supuesto que tiene efecto, los niños lo completan, por eso nos creemos que lo estamos haciendo bien. El problema es que no pasa de ahí, no va a más, no ayuda a que el niño evoque la palabra en otro contexto si la necesita, ni ayuda a que aprenda la palabra que va unida, ni ayuda a que adquiera el significado de la palabra y a usarla con la función adecuada, que son todos los aspectos del lenguaje que tenemos que ir estimulando. Por eso utilizarlo de vez en cuando porque al adulto se le “escape” no es un grave problema, pero utilizarlo a propósito es inadecuado porque los niños se quedan “enganchados” a que el adulto diga la primera parte de la palabra. Es una ayuda que no se puede desvanecer.
    Se puede, y se debe, dar modelos de palabras completas o si lo que quieres es usar una verbalización para que el niño la complete, que sea una frase o alocución tipo “preparados, listos, ya”, o también las frases repetitivas en los cuentos y las canciones tienen esta función. Además, siempre es recomendable usar signos con las palabras principales, porque facilitan que el niño preste más atención a las palabras importantes. Todo eso favorece muchísimo más la tención conjunta y además apoya el desarrollo del lenguaje. El modelo partido no lo apoya. Digamos que es “pan para hoy y hambre para mañana”.

    Gracias por tus aportaciones en el foro.

Viendo 6 entradas - de la 1 a la 6 (de un total de 6)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad