lauramartinez

Respuestas de foro creadas

Viendo 11 entradas - de la 1 a la 11 (de un total de 11)
  • Autor
    Entradas
  • en respuesta a: Actividad 2.2. #3631
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    Bajo mi experiencia en clase con un niño TEA de 4 años, hemos conseguido que el alumno sea capaz de realizar un juego en pequeño grupo en el patio con varios compañeros de clase casi sin intervención nuestra. Nos busca con la mirada como pidiendo ayuda para saber cómo seguir puesto que es algo nuevo para él, además de estar pasándolo bien, por lo que queremos trabajar ahora en el aula TEA cómo seguir la interacción en el juego de patio una vez que ya lo ha realizado sólo y ha descubierto que puede hacerlo “sin ayuda”.

    en respuesta a: Actividad 2.1 #3627
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    La comunicación es una prioridad tanto para los niños y niñas con autismo como para los demás pues es la base para relacionarnos con el entorno social de nuestra vida diaria. La comunicación es la base del desarrollo humano, más específicamente, la base del desarrollo social, especialmente para los niños con autismo, porque la interacción social es una de las influencias centrales de la comunicación, el juego, la repetición del comportamiento y los intereses restringidos.

    Creo que la detección precoz es importante para actuar cuanto antes y utilizar herramientas, estrategias y métodos para promover la comunicación y la interacción, incluso en las redes sociales. Es importante averiguar cómo se comunica el niño y luego elegir el método de intervención más adecuado. Pienso que no es necesario tener una actitud negativa, sino intentar observar y reflexionar sobre cómo utilizar el sistema seleccionado para mejorar la comprensión y la expresión del niño. No es necesario ordenar el aprendizaje, sino aprender gradualmente usándolo en una situación específica y espontánea, de modo que nos ayude con el modelado, el aprendizaje sin errores, la vinculación hacia atrás, la estructura espacial … siempre en comenzar desde la capacidad de los niños.

    Este módulo nos permite comprender la necesidad de la evaluación de la comunicación para intervenir según la etapa comunicativa del niño. Cuantos más datos tengamos sobre cómo, cuánto y en función de la comunicación de los niños, más podremos centrarnos en cómo ayudar o proporcionar herramientas.

    en respuesta a: Actividad 1.1 Debate #3532
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    El video tiene un impacto en los TEA y cómo la familia vive la relación con el niño, la incertidumbre que les traen varios aspectos básicos del niño (especialmente la educación escolar y las relaciones sociales), y cómo afectan ellos.

    También comentan los falsos mitos o creencias vigentes relacionados con los TEA, por ello, es necesario brindar información, apoyo y ayuda a las familias con niños TEA que permitan el crecimiento de los niños de la forma más adecuada para minimizar los posibles cambios, especialmente en términos de comunicación, lenguaje e interacciones sociales y familiares.

    Comparto la importancia de apoyar la investigación centrada en el mundo TEA, porque como dice el video, el desconocimiento de lo que le está sucediendo a un niño con TEA impide que los que lo rodean comprendan los motivos de su particularidad y qué medidas se pueden tomar para ayudarlo a traerlo al entorno. Por ello, es necesario invertir en formación tanto en familias como escuelas, estableciendo así una sociedad más informada y sensible con el Trastorno del Espectro Autista.

    en respuesta a: Presentación #3228
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    Hola a tod@s.

    Me llamo Laura, soy maestra de Educación Primaria, especialista en Lengua Extranjera (Inglés y Francés). Este es mi segundo año trabajando en un Centro Preferente para alumnos TEA en Madrid, en la etapa de infantil y primer curso de primaria como especialista. Paso por las edades de 3 a 7 años y, en esos cursos, tengo a 5 alumnos diagnosticados con TEA (dos de ellos muy acentuados) y algunos alumnos de 3 años presentan esterotipias TEA.

    Me interesa la información y formación pues en mi día a día cuento en clase con alumnos TEA, y me encantaría poder hacer mis clases aptas para todos, sabiendo cómo poder acercarme y ayudar a cada uno de los alumnos (estrategias, recursos, herramientas de aprendizaje y comunicación…)

    Un saludo para tod@s.

    en respuesta a: 3.2 Rutina #3075
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    Buenos días, la rutina que he elegido es la del Juego de las cosquillas.

    Empezamos el juego de las cosquillas diciendo “Cosquillas” y haciendo el gesto de las cosquillas para que se pueda identificar de manera clara el inicio del juego. Siempre lo empezamos de la misma manera para mostrar lo que va a pasar y ofrecer así un modelo a imitar, esperando que en el algún momento pueda tener la iniciativa y pedir jugarlo.

    Mientras jugamos, decimos “cosquillas, cosquillas” como guion básico. Añadimos conteo “uno, dos y tres” antes de empezar a hacer cosquillas al guion, para poder añadir otro modelo de comunicación a imitar. En el momento que tuvieran más lenguaje, podríamos incluir “cosquillas en + la parte del cuerpo”.

    Para terminar de jugar, cantamos “Saco las dos manos, las hago bailar, las cierro, las abro y las vuelvo a guardar”, así asignamos un final a la rutina. Tras la canción, decimos “se acabó” acompañado del gesto en lenguaje signado, así puede usar el gesto cuando aún no tiene lenguaje.

    Nos pondremos cara a cara con el niño cuando le hacemos cosquillas para que puedan ver las reacciones. Lo que esperamos de ellos puede ser que nos miren, que quieran alcanzar nuestra mano o reírse. Para conseguir que se repita esta interacción, podemos repetir las cosquillas pero esperando como estatuas un momento dando la oportunidad de sonreír o mirarnos.

    Interpretaremos cualquier reacción agradable del niño como si nos hubiera pedido cosquillas (si estamos en las etapas iniciales) pero también podemos esperar que nos pida cosquillas directamente cogiendo nuestra mano. Si es así, solamente le damos la oportunidad pausadamente y mirando con expectación.

    Podemos empezar a jugar por turnos al juego de las Cosquillas contando hasta tres, en voz alta y en sus dedos antes de hacerle cosquillas. Después esperamos un poquito para que imite. Si no lo hace, podemos ayudarle físicamente para levantar sus dedos. Cuando sea su turno, podemos esperar que nos mire, haga un gesto o emita un sonido para pedirnos cosquillas, guiarnos hacia dónde quiere las cosquillas.

    Cuando nos guíe a una parte del cuerpo, acompañamos de “cosquillas + parte del cuerpo”. Después de haber estado haciendo cosquillas en diferentes partes de su cuerpo por un rato, intentamos introducir una elección entre dos opciones “¿quieres cosquillas en la barriguita o en los brazos?” y si levanta el brazo, sabremos que ha aprendido el significado de estas palabras y a comunicarse.

    Otra oportunidad para seguir jugando es añadir “más”. Si el niño quiere seguir jugando, en vez de coger nuestra mano le insistimos en “más”.

    en respuesta a: Actividad 3.1 #3032
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    Buenas tardes
    Actualmente, soy maestra especialista de idiomas y mis experiencias con los alumnos TEA son en el aula de referencia junto al resto de compañeros (en total 25 en el aula) un par de módulos a la semana. Los alumnos TEA con los que coincido (5) tienen edades de 3 a 8 años.

    Tres de ellos son chicos que se comunican verbalmente y socializan con los compañeros de su clase: participan en juego simbólico, realizan las actividades igual que sus compañeros (necesitan muy poquita adaptación), se buscan para jugar en los patios, etc. Mi relación con ellos es cercana para el poquito tiempo que nos vemos, disfruto trabajando con ellos. El mayor me encantó un día que vio una foto de mis perros y me dijo “están para comérselos”. Cuando se lo conté a la especialista, me dijo que estaban trabajando el lenguaje figurado y que lo había empleado muy bien en esa situación. Lo que más me gustó es que fui la “elegida” y compartió conmigo ese proceso de aprendizaje.

    En cambio, los mellizos me llevan de cabeza. Son un caso muy profundo de TEA, van con medicación que no la llevan como les indican los médicos teniendo picos de estar muy tranquilos y ausentes o muy movidos, alterados y con ataques de autolesionarse teniendo incluso la mirada muy perdida. Este es mi segundo año con ellos y en diciembre fue la primera vez que se acercaron a darme un abrazo. Esta semana “A” está muy bien: receptivo, trabajador, con más ganas de comunicarse y estamos aprovechando. En cambio, “J” está con ataques, arañando y clavando las uñas a quien pilla, vuelve a escaparse de clase (ya sea el aula de referencia o el aula mágica) y tener la mirada muy perdida y no tener casi forma de hacerla que esté un poquito en el “aquí y ahora”. Ellos fueron el motivo por el realizar el curso, pues quería tener más pautas y/ o indicaciones para poder trabajar con ellos, entenderlos, saber qué puedo hacer por ellos para ayudarles aunque sea un poquito.

    en respuesta a: Actividad 2.2 #2893
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    Buenas tardes,

    En el aula de referencia ya veníamos usando los pictos para el horario, actividades de mesa, trabajo de clase, señalización de lugares del centro… y eso les ayuda mucho a la hora de trabajar, tanto a los mellizos como al resto de compañeros.

    Los compañeros, de ver como lo hace la profesora especialista cuando está en el aula con ellos, han aprendido cómo dirigirse a los mellizos con pictos, la manera de tratarlos, … y en la clase o el patio la imitan para jugar y comunicarse con ellos.

    En casa se trabaja de forma paralela y usamos el cuaderno viajero (de momento solo escriben padres y profesores porque los mellizos todavía no saben) para la comunicación.

    en respuesta a: Actividad 2.1 #2892
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    Buenas tardes,
    En referencia a mis mellizos, “A” tiene mucho interés en la comida y en los números, en cambio “J” es más cerrada y cuesta saberlos. Por el momento sabemos que le gusta mucho ver vídeos de canciones infantiles (en PDI, tablet, etc) y realizar los gestos (aunque esto es según el día), por lo que no hay un reforzador muy fuerte al que podamos recurrir.

    “A” pide comida con el cuaderno de comunicación (PECS) y hemos empezado a enseñarle a producir las palabras, por lo que estamos aprovechando el interés por la comida para comunicarse (tenemos galletas guardadas en un cajón de la clase de referencia para, cuando pide comida de manera verbal, ofrecerle lo que ha pedido).

    “J” tiene su cuaderno de comunicación también (PECS) y lo usa principalmente para indicarnos a dónde quiere ir (aula mágica, comedor, patio…). De momento, solamente nos comunica eso por voluntad propia. Le reforzamos de manera verbal “quiero ir al aula mágica” cuando nos lo señala y lo acerca para intentar mejorar la comunicación, pero en los años que llevamos trabajando con ella no se ha conseguido que produzca una palabra de manera verbal, por lo que se empezó con el habla signada. Ya se comunica con gestos para decir “quiero agua” y “quiero dormir” sin usar PECS.

    en respuesta a: Actividad 1.2 #2835
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    En mi aportación, me quedé a medio en una de las características:

    Por otra, “A” suele protestar y/o gritar cuando la actividad en curso no le gusta o no quiere, llegando a tirarse al suelo y ser agresivo, mientras que “J” no. Sin embargo, a la hora de trabajar canciones o rutinas, “J” suele repetir los gestos mientras que “A” se queda observando a los compañeros y/ o profesor sin realizar ninguno por iniciativa propia.

    en respuesta a: Actividad 1.2 #2825
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    Buenos días,
    Tengo en mente un caso particular de dos hermanos mellizos de 6 años pero situados en una edad de desarrollo en torno a los 4 años. Todo es a nivel de aula con el grupo de referencia.

    “J” no tiene lenguaje verbal y una intención comunicativa mínima, sin embargo, “A” no tiene lenguaje pero un poco más de intención comunicativa que la hermana.

    Por una parte, al no tener lenguaje verbal y baja intención comunicativa, empezamos a usar el PECS y ya son capaces de utilizarlo. Para comunicarnos con “J” tenemos que acercarla al panel la mayoría de veces pues no muestra lo que desea por iniciativa, en cambio, “A” sí recurre a él por sí sólo, incluso empieza a producir algunas palabras de forma aproximada “sí”, “no”, “más”, “quiero”, etc.

    Por otra, “A” suele protestar y/o gritar cuando la actividad en curso no le gusta o no quiere, llegando a tirarse al suelo y ser agresivo, mientras que “J” no. Sin embargo, a la hora de trabajar canciones o rutinas, “J” suele repetir los gestos mientras que “A”

    El objetivo principal sería aumentar las situaciones en las que el alumno necesite comunicarse, fomentar la atención conjunta a través de la imitación y contraimitación, aumentar las peticiones a través del PECS (pues ya discriminan entre diferentes pictos) y con “J” empezar la comunicación con signos como “quiero” para trabajar la intencionalidad comunicativa.

    en respuesta a: Actividad Módulo 1. Debate #2805
    lauramartinezlauramartinez
    Participante

    Buenas tardes,
    El caso es que nunca había oído hablar de Peter Vermeulen y, tras el visionado de la ponencia, he de decir, que al igual que el resto de compañeros, me ha sorprendido y me hace replantearme cómo intervenir con éstos estudiantes. Su discurso me pareció muy intuitivo y vívido.
    Comparto la idea de dos compañeras de lo difícil que resulta enseñar a interpretar lo que ocurre a nuestro alrededor, pues hay una gran variedad de contextos, y corremos el riesgo de enseñar de una manera rígida que, para ellos, como decía Peter Vermeulen, puede hacer que se vuelvan más autistas aún.
    Asimismo, me expongo completamente a esta situación y a los errores que podemos cometer todos los días sobre la falta de educación y conocimiento que tenemos acerca de los niños con TEA. Como dice el compañero, a la hora de educar a niños con autismo descuidamos el método más sencillo, por el contrario, nos complicamos la vida, cuando hay que ubicarle en el contexto para que el día a día le sea más fácil y útil.

Viendo 11 entradas - de la 1 a la 11 (de un total de 11)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad